Articulo.

Puntos cuánticos más allá de tu TV

Actualizado: may 21

Recordemos un fin de semana en la ciudad antes de la pandemia. ¿Qué solías hacer? Yo usualmente salía con mi familia e iba a plazas comerciales. Mi sección favorita es la de tecnología y electrónica, aunque debo confesar que la zona de comida le hace competencia. Cuando iba a este tipo de tiendas solía preguntar cuál era el producto en tendencia o el dispositivo más novedoso. Recuerdo que un día un asesor de ventas me presentó las pantallas QLED de una famosa firma surcoreana, le cuestioné el significado de la Q y me contestó que hacía referencia a puntos cuánticos que emiten una amplia gama de colores y una gran iluminación.


Puntos cuánticos


Los puntos cuánticos son nanocristales compuestos de materiales semiconductores. La diferencia de este tipo de materiales con los conductores es la movilidad que tienen los electrones. Por una parte, los electrones en los materiales conductores se mueven libremente incluso a bajas temperaturas, mientras que, en los semiconductores, únicamente lo pueden hacer si se añade cierta energía. Estos últimos poseen una brecha energética que limita un libre paso de electrones, por lo que es necesario añadir energía para sobrepasar este obstáculo.


¿Qué los hace especiales?


Estos nanomateriales tienen la capacidad de confinar el movimiento de electrones, lo que genera mayor especificidad en la energía necesaria para que los electrones se muevan. Esta habilidad se debe a la modificación del tamaño del punto cuántico que determina el tamaño de la brecha energética. Sin embargo, a los electrones no les gusta estar excitados o con energía; por esta razón, ellos se liberan de ella mediante la emisión de luz. Las ondas emitidas son específicas, y dependen del tamaño y el material del punto cuántico. Entre más grande sea el punto, mayor su longitud de onda de emisión, es decir, que se observa un color rojo. Por el contrario, entre más pequeño sea el punto cuántico, la emisión tiende a un tono azul.


Aplicaciones de puntos cuánticos


No obstante, la aplicación de puntos cuánticos va más allá de tenerlos en nuestras ca