Articulo.

¿Por qué defendemos la naturaleza?

El Cerro de la Tortuga es un pulmón que nos da miles y miles de toneladas de oxígeno, es un área hermosa que identifica a nuestra comunidad, es un área que resalta al pueblo de Tetelpa. El Cerro de la Tortuga es una joya para nosotros muy hermosa.

Ulises, agosto 2020



En el año 2019 realicé trabajo de campo en el municipio de Zacatepec, en Tetelpa, una comunidad indígena al suroeste del estado de Morelos, México. Desde mi primer día las personas de la comunidad me hicieron sentir como en casa, me mostraron sus danzas, sus festividades, sus tradiciones y su historia. Me llevaron a conocer su pueblo, su museo, su iglesia y su canal de agua, el cual riega sus sembradíos y por las tardes se convierte en alberca comunitaria.


En una de las caminatas por el pueblo me llevaron a conocer su Cerro de la Tortuga. Le llaman así por su forma y por su mito fundacional. La historia cuenta que una tortuga enorme en busca de agua y alimento quedó varada en esa zona y a las pocas semanas murió de hambre y sed. Los dioses del viento (Ehécatl) para evitar que el cuerpo en descomposición propagara enfermedades a la población aledaña decidieron cubrirla de polvo. Fue así que la tortuga quedó convertida en un cerro.



Cerro de la tortuga. @Yanelly Rosales Mendoza

El Cerro de la Tortuga es un lugar muy importante para la población por su valor ambiental debido a la derrama de oxígeno que provee al estado, también porque es uno de los últimos remanentes de Selva Baja Caducifolia de Morelos y cuenta con una gran variedad de fauna endémica de la zona, plantas medicinales, alimenticias y ornamentales. Para los pobladores es un lugar muy significativo, porque en él se encuentra una zona arqueológica, y un centro ceremonial prehispánico donde se realizan diversas actividades lúdicas, religiosas y cívicas.

En el año 2011 el Cerro de la Tortuga se vio amenazado a raíz de un proyecto de la inmobiliaria Casas Geo, que consistía en la construcción de 700 casas de interés social a las faldas de este, así como un pozo de agua que abastecería al fraccionamiento las 24 horas del día, dejando sin el vital líquido a la comunidad.





Cuando el Cerro de la Tortuga se vio amenazado el pueblo se organizó, consignas como: ¡El Cerro de la Tortuga no se vende, se cuida y se defiende! ¡No Casas Geo! Detonaron una serie de acciones que implementaron para detener la obra. Se realizaron marchas, mitin, y un plantón que permaneció en las inmediaciones de la obra por más de un año, donde colectivos, organizaciones civiles, gente de todas partes del mundo acudió al llamado, así como representantes de la ONU, quienes emitieron un comunicado que anunciaba la inviabilidad del proyecto, ya que este tendría fuertes afectaciones ambientales en la zona y culturales.





Después de año y medio de lucha, el poblado de Tetelpa detuvo la obra, lograron que en el año 2012 el Cerro de la Tortuga se decretara como Área Natural Protegida, con la denominación de Parque Estatal, esto como una estrategia que surge de la población para su conservación y resguardo.


A lo largo del proceso, los líderes de la defensa recibieron órdenes de aprehensión y amenazas que ponían en riesgo su vida. Si bien la lucha se ganó, la defensa aún continúa después de 12 años, debido a que el cerro sigue siendo amenazado por mineras, asentamientos urbanos irregulares, tala inmoderada, caza de animales, saqueo y vandalismo de la zona arqueológica. Ramón Martínez y Armando Haro explican que la situación que viven los pueblos indígenas de México está estrechamente relacionada con los procesos de despojo por inversiones privadas, donde el modelo neoliberal global violenta económica y políticamente a las comunidades y es el Estado el que impide cualquier práctica autónoma de los derechos territoriales.


¿Qué motiva a las personas a defender la naturaleza?


En antropología las categorías cultura-naturaleza se han querido comprender de manera dicotómica. Algunos antropólogos consideran que la naturaleza es la que determina la cultura, y otros consideran que la cultura es la que moldea la naturaleza. Esta dicotomía ha dificultado la comprensión de ambas y no permite entender el dualismo que existe entre ellas. Trabajos como los de Signel Howell en la comunidad de los Chewongs en Malasia, muestran que existen sociedades con una cosmovisión del mundo donde no existe la separación entre los humanos y los animales, el cuerpo y la mente, entre el mundo cultural y natural.


Sociedades como los Chewongs no conciben a la naturaleza como algo separado de su vida, sino en continuidad. En el caso específico de la defensa del Cerro de la Tortuga sucede algo similar: las personas no se miran separadas al cerro, sino en relación a él.


El Cerro para nosotros es la vida de uno, yo así lo veo, todo lo que hay ahí, los pulmones de uno, el aire, todo. Se levanta uno a las 3, 4 de la mañana y se siente como está respirando aire puro, hasta se siente fresco, y cómo puede ser que otras gentes quieran venir a quitarnos lo poquito que tenemos.

Marcela, 30 de agosto de 2020


Las personas son parte de la naturaleza y al defenderla se defienden a sí mismos. La población de Tetelpa tiene un vínculo tan estrecho con su ambiente que sería imposible comprender su cultura de manera aislada a su medio. La naturaleza es la existencia misma de las personas, es su vida, es su cultura, es un lugar donde se desarrolla su vida cotidiana.

Las personas defendieron el Cerro de la Tortuga porque es un lugar importante para ellos, forma parte de su paisaje cotidiano, es un lugar donde generan vínculos comunitarios, es un lugar de contemplación y recreación. El cerro es parte de su vida y donde se desarrolla su existencia misma.


Este artículo surge como agradecimiento a la comunidad de Tetelpa que me permitió desarrollarme como científica social. Es muy importante que la antropología sea responsable a nivel comunitario, que genere lazos con las personas, y que sean ellos los agentes activos del proceso de investigación.



Uno de los tres murales de la entrada del pueblo. @Yanelly Rosales Mendoza

Como resultado del trabajo de campo en esta comunidad se generó “A través del Momoxtle” un proyecto colectivo que tenía como objetivo la elaboración de tres murales en Tetelpa que ilustraran la vida del poblado. Los dibujos fueron creados por las infancias a través de un concurso de dibujo, y los murales fueron pintados por un artista local.








¡ G R A C I A S T E T E L P A !



Yanelly Rosales Mendoza

Antropóloga y editora Ciencia sí -Ciencias sociales y humanidades

Instagram: @yanellybionica



Referencias


1. Howell Signe (2001) ¿Naturaleza en la cultura o cultura en la naturaleza? Las ideas Chewong sobre los “humanos” y otras especies. En Descola Philippe y Pálsson. (Coord). (2001) Naturaleza y Sociedad. Perspectivas antropológicas. México. Siglo XXI.


Texto original: https://doi.org/10.4324/9780203451069-15


2. Martínez Ramón y Jesús Haro. (2015) Derechos territoriales y pueblos indígenas en México: Una lucha por la soberanía y la nación. Revista Pueblos y Fronteras. Vol. (10), 228-256. Recuperado de https://doi.org/10.22201/cimsur.18704115e.2015.19.52



132 visualizaciones0 comentarios