Articulo.

Las plantas medicinales: verdades a descubrir y su futuro


Los medicamentos se han convertido en el método más común para curar enfermedades. Con el paso del tiempo, la nanotecnología y la biotecnología han sido empleadas para mejorar el rendimiento de estos durante los tratamientos médicos. Sin embargo, el uso de plantas medicinales, que abarca desde el Antiguo Egipto, sigue prevaleciendo. Por ejemplo, el aranto es recomendado para tratar enfermedades cardiovasculares, mientras que, el aloe vera, se aplica contra quemaduras provocadas por el sol. Pero cómo es que las plantas pueden tratar determinada enfermedad.


La verdad detrás de las plantas medicinales: el caso del aranto


El aranto (Kalanchoe daigremontiana) es utilizado para controlar enfermedades cardiovasculares como la arritmia. Esto se debe a que el aranto contiene moléculas bioactivas denominadas bufadienólidos, compuestos conformados por un esteroide y una pirona.

Estructura general del bufadienólido

Estas moléculas se utilizan principalmente para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca debido a que tienen la capacidad de aumentar la fuerza contráctil del corazón para que tenga un latido consistente. Estas propiedades han generado la atención de científicos, quienes buscan nuevas moléculas en extractos naturales que puedan tratar diversas enfermedades.