Articulo.

Las plantas medicinales: verdades a descubrir y su futuro


Los medicamentos se han convertido en el método más común para curar enfermedades. Con el paso del tiempo, la nanotecnología y la biotecnología han sido empleadas para mejorar el rendimiento de estos durante los tratamientos médicos. Sin embargo, el uso de plantas medicinales, que abarca desde el Antiguo Egipto, sigue prevaleciendo. Por ejemplo, el aranto es recomendado para tratar enfermedades cardiovasculares, mientras que, el aloe vera, se aplica contra quemaduras provocadas por el sol. Pero cómo es que las plantas pueden tratar determinada enfermedad.


La verdad detrás de las plantas medicinales: el caso del aranto


El aranto (Kalanchoe daigremontiana) es utilizado para controlar enfermedades cardiovasculares como la arritmia. Esto se debe a que el aranto contiene moléculas bioactivas denominadas bufadienólidos, compuestos conformados por un esteroide y una pirona.

Estructura general del bufadienólido

Estas moléculas se utilizan principalmente para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca debido a que tienen la capacidad de aumentar la fuerza contráctil del corazón para que tenga un latido consistente. Estas propiedades han generado la atención de científicos, quienes buscan nuevas moléculas en extractos naturales que puedan tratar diversas enfermedades.


Su uso e impacto en la medicina moderna


Los extractos naturales de plantas contienen múltiples moléculas orgánicas que son efectivas para la producción de medicamentos. Comúnmente para extraer este tipo de moléculas de las plantas se usan solventes orgánicos como el diclorometano y etanol. No obstante, este método posee desventajas como la contaminación al medio ambiente, ya que estos compuestos son volátiles y escapan fácilmente a la atmósfera contaminando el aire. Además, el extracto puede ser tóxico por la presencia de estos solventes en grandes cantidades.


Extractor supercrítico

Sin embargo, existe otra alternativa, la extracción supercrítica, un proceso donde se separa el extracto de la planta utilizando un fluido supercrítico como disolvente de extracción (fluido en condiciones superiores a su temperatura y presión crítica, es decir que poseen las propiedades de un gas y de un líquido al mismo tiempo). Este método es amigable con el medio ambiente y no es tóxico, ya que la cantidad de solvente usado es poco durante el proceso.


El futuro de las plantas medicinales.


En lugar de que el uso de plantas medicinales se haya convertido en un método obsoleto para el tratamiento de enfermedades, éstas han fungido como una pieza central en la medicina moderna. Cuyos esfuerzos se enfocan desde la obtención de su extracto para usarlo en medicamentos, hasta el descubrimiento de nuevos compuestos. El mayor diferenciador del uso tradicional a la medicina moderna, es que en la actualidad se estudia con profundidad qué sustancia en específico es la que realmente aporta el beneficio buscado, mejorando la efectividad del tratamiento. Las plantas seguirán siendo objeto de estudio debido a sus múltiples usos y características lo que demuestra que nunca dejaremos de aprender de nuestra naturaleza.



Fernando Tadeo Pérez Capistrán


a01196937@gmail.com

Instagram @fernandotadeocapistran

LinkedIn

YouTube




62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo