444666067484770
 

Artículo.

  • Juan D. Leon Rojas

Animales venenosos: de matar a curar

¿Sabías qué el veneno de una serpiente ya hace parte de un medicamento registrado?, o ¿qué uno de los animales más venenosos del mundo puede ayudar a ALIVIAR EL DOLOR? ¡Curioso!, ¿no? Que el mismo veneno que puede matarnos, si se utiliza con fines curativos, puede ayudar a tratar enfermedades del corazón, diabetes, entre muchas otras. Desde su uso práctico en la medicina tradicional, civilizaciones antiguas como la china y la egipcia, empleaban venenos de serpiente para el tratamiento de algunas dolencias, incluso aquí en Latinoamérica. Propiamente en Colombia y México existen registros de culturas precolombinas que usaban venenos de insectos, arácnidos, serpientes, entre otros animales, para tratar diferentes dolencias, algunos ejemplos eran la mordedura de araña para las convulsiones y la picadura de abeja para la hinchazón y rigidez en articulaciones (artritis) por mencionar algunos.


Actualmente, se cuenta con el registro de más de 220 especies venenosas que habitan ecosistemas terrestres y marinos, es una lista extensa que incluye invertebrados, artrópodos (insectos y arácnidos) al igual que equinodermos y cnidarios (erizos de mar, anémonas, corales y medusas), y otros ejemplares. Es por eso que ha nacido un interés particular en la comunidad científica por estudiar los compuestos que se podrían aprovechar de dichos venenos como posibles fármacos.


¿Qué es un animal venenoso?


Para dar un poco de contexto, un veneno es cualquier sustancia o compuesto químico que actúa de forma nociva (produce una enfermedad o lesión) tras alterar las funciones fisiológicas y biológicas de un organismo vivo y posiblemente causar la muerte. Cuando hablamos de “animales venenosos” nos referimos a seres vivos con órganos o tejidos especializados (aguijón, colmillo, dientes, espinas) con la capacidad de producir diferentes moléculas bioactivas de naturaleza proteica. ¡Haz de cuenta que es una “sopa”!, por ejemplo un “sancocho”, donde en lugar de la “carne” vamos a tener proteínas, el “caldo” serán aminoácidos y las verduras (papa, yuca, zanahoria, mazorca) serán neurotransmisores. Estos últimos son sustancias que son utilizadas por las neuronas para comunicarse entre sí (por ejemplo, para emitir señales de alerta y dolor al resto del cuerpo). Varias de estas moléculas coexisten evolutivamente como los ingredientes de la “sopa” anteriormente mencionada (Figura 1). Con la diferencia que éstas en conjunto pueden causar parálisis o tu muerte.


Figura 1. Analogía de la sopa, y los componentes del veneno de un animal en este caso una serpiente, donde las verduras (Papa, Mazorca, Zanahorias) son los neurotransmisores, caldo -aminoácidos- y la carne - proteínas. @Juan D. Leon Rojas

A través de la búsqueda de soluciones para contrarrestar el efecto tóxico de variados venenos, se han podido aislar un gran número de toxinas con múltiples mecanismos de acción las cuales han generado un interés en la salud por su uso en la medicina tradicional mencionado anteriormente.


Toxinas como medicamentos en el mercado


Mediante el estudio de varios venenos es que se han aprobado varias de estas toxinas para su uso como medicamento, donde destacan algunos mecanismos de acción farmacológicos como: analgésicos y opiáceos (disminuyen la sensación de dolor); hipoglucemiantes (disminuye la glucosa en sangre); antihipertensivos (reducen la fuerza que ejerce la sangre al empujar las arterias).


En primer lugar, se encuentra el veneno de la víbora brasileña (Bothrops jararacá), que normalmente su veneno puede causar hemorragias internas, shock y fallo en los riñones. Pero, ¿puedes creer que a partir de un péptido de su veneno se desarrolló una de las drogas hipertensivas más famosas en el mercado? Así es, el Captopril, que es el fármaco de elección recetado para el tratamiento de la presión arterial alta y fue aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en 1981, convirtiéndose en el primer medicamento aislado de una toxina animal

Por otro lado, ¿Sabías qué también se han aislado toxinas de animales marinos? El Caracol cigarrillo, (Conus geograficus) un animal tan venenoso que recibe su nombre gracias a la letalidad de su potente neurotoxina (sustancia que afecta el sistema nervioso) (Figura 2). De acuerdo con las leyendas coloquiales, la víctima picada solo tiene tiempo de fumar un cigarrillo. Sin embargo, en su mismo género está la especie Conus magus, el cual no tiene una toxina tan letal, aunque sigue siendo una neurotoxina que causa parálisis de las extremidades. A partir de la conotoxina se sintetizó el opiáceo Ziconotide aprobado en 2004 por la FDA y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Éste es utilizado en el tratamiento de dolor crónico; su mecanismo de acción se describe al inhibir los impulsos nerviosos que liberan neurotransmisores en el tálamo (donde se encuentran los centros de dolor) pues se ha observado que su efecto es más fuerte que la morfina; y su principal ventaja sobre ésta y otras drogas para el dolor es que no se desarrolla una dependencia o tolerancia.


Figura 2. Mecanismo de inyección del veneno del caracol cono para cazar a sus presas. (El veneno actúa paralizando a su presa, y así el caracol puede engullir al pez completamente). Adaptado de Hakai maganize. (2018). Killer cone snail [Gif]. https://www.youtube.com/watch?v=I2kbdl1P2PI&t=1s

En años posteriores, la FDA en 2005 y la EMA en 2009, autorizó el uso de la Exenatida, conocida como la primera molécula análoga inyectable a base de una toxina para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 debido a su acción hipoglucemiante, la cual fue sintetizada a partir de un péptido del lagarto monstruo de Gila (Heloderma suspectum), similar al glucagón, hormona humana que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre

En pocas palabras el redescubrimiento científico de moléculas de venenos de estos animales en la medicina es una evidencia tangible del potencial de cómo han podido y ayudarán a curar enfermedades, ¡pero sabías qué algunas toxinas también están siendo utilizados en la industria de los cosméticos! Entérate en la próxima parte de Venenos de animales.



Juan D. Leon Rojas

Estudiante Biotecnología - Editor Ciencia Sí - Ciencias de la salud

Instagram @the_biotec_monitor


Glosario


Proteínas: Secuencia de péptidos.


Péptido: Secuencia de aminoácidos.


Aminoácidos: Bloque de construcción de las proteínas y péptidos: “Legos para construir estructuras más complejas”.


Hemorragia: Pérdida de sangre, puede ser de forma interna (Hemorragia interna) o hacia el exterior por medio de una herida (Hemorragia externa).


Referencias


1. Bordon, K., Cologna, C. T., Fornari-Baldo, E. C., Pinheiro-Júnior, E. L., Cerni, F. A., Amorim, F. G., Anjolette, F., Cordeiro, F. A., Wiezel, G. A., Cardoso, I. A., Ferreira, I. G., de Oliveira, I. S., Boldrini-França, J., Pucca, M. B., Baldo, M. A., & Arantes, E. C. (2020). From Animal Poisons and Venoms to Medicines: Achievements, Challenges and Perspectives in Drug Discovery. Frontiers in pharmacology, 11, 1132. https://doi.org/10.3389/fphar.2020.01132


2. Captopril - an overview | ScienceDirect Topics. (n.d.). Recuperado 4 mayo 2022, de https://www.sciencedirect.com/topics/medicine-and-dentistry/captopril


3. Corrêa, A. L., Oliveira, A. P., Ruppelt, B. M., de Araújo, E. R. de A., Santos, M. G., Caldas, G. R., Muylaert, F. F., Amendoeira, F. C., Ferraris, F. K., de Souza, C. M. V., Fuly, A. L., & Rocha, L. (2019). Protective effect of Myrsine parvifolia plant extract against the inflammatory process induced by Bothrops jararaca snake venom. Toxicon, 157, 66–76. https://doi.org/10.1016/J.TOXICON.2018.11.289


4. Exenatide - an overview | ScienceDirect Topics. (n.d.). Retrieved May 4, 2022, from https://www.sciencedirect.com/topics/neuroscience/exenatide

Hakai magazine. (2018). Youtube. Adaptado de Hakai Magazine: https://www.youtube.com/watch?v=I2kbdl1P2PI&t=48s


5. Herrera Pontón, J. (2002). La Medicina en la época Precolombina. MEDICINA (Bogotá), Vol 24, 3. https://redib.org/Record/oai_articulo731113-la-medicina-en-la-época-precolombina


6. Kumar, P. S., Kumar, D. S., & Umamaheswari, S. (2015). A perspective on toxicology of Conus venom peptides. Asian Pacific Journal of Tropical Medicine, 8(5), 337–351. https://doi.org/10.1016/S1995-7645(14)60342-4


7. Rodriguez Solís, J. A., Villegas Villareal, E. C., & Corzo Burguete, G. A. (2019). Venenos animales, fuente para el desarrollo de agentes terapéuticos. Inventio, 15(36), 45–53. http://inventio.uaem.mx/index.php/inventio/article/view/496/635


8. Ziconotide - an overview | ScienceDirect Topics. (n.d.). Recuperado 4, mayo 2022, de